Inicio / Manualidades / Cómo decorar una antigua cafetera

Cómo decorar una antigua cafetera

Hola guapos y guapas! En este post os muestro cómo renovar y decorar una cafetera de las antiguas, de las de toda la vida. El resultado es divertido y único pero además esta renovada cafetera va a tener 2 nuevas utilidades, por un lado voy a utilizar para guardar los sobres de azúcar y otros edulcorantes, y por otro lado va a decorar mi cocina en donde normalmente no tengo objetos que haya hecho o decorado por mi misma. También es verdad que hoy en día podemos encontrar pequeños electrodomésticos muy bonitos y escoger una cafetera con un buen diseño que puede encajar en cualquier estilo de cocina, con diferentes tamaños, colores y formas.

 

cafetera decorada pintura acrilica

 

Ha sido uno de los proyectos más rápidos y resultones que he hecho, con muy poquitos materiales y de forma muy sencilla. Me ha gustado tanto que hasta le he puesto el nombre de cafetera Lola. Los materiales son los mínimos, os pongo el listado de todas formas para que no haya dudas.

  • Imprimación o gesso
  • Pintura acrílica
  • 2 pinceles, uno de ellos que sea de punta redonda
  • Puntilla
  • Barniz
  • Silicona

 

Como siempre hay que limpiar bien el objeto a decorar y a continuación la imprimación, eso sí una vez esté bien seco y libre de polvo u otros restos. Esta vez he tenido que dar 3 manos de gesso porque no me cubría bien el metal, y también he tenido que aplicar 3 veces la pintura acrílica naranja porque no cubría bien. Ya me ha pasado otras veces con la gama de los naranjas y con otras marcas de pintura acrílica, parece ser que el pigmento o colorante es menos intenso y cubre peor que otros colores, o a lo mejor simplemente ha coincidido que los que he usado yo eran de peor calidad, no estaban bien o no los he aplicado de manera correcta.

 

Después con un pincel redondo he ido poniendo por donde me ha parecido bien los puntitos blancos, pero sin seguir una plantilla, para darle un estilo más hippy. En vez de usar pintura acrílica blanca utilicé gesso porque era lo que tenía a mano y además así iban a quedar los topitos con un algo de volumen y más opacos que usando pintura acrílica.

 

Cuando esté bien seca la pintura le damos una capa de barniz para proteger nuestro proyecto de las agresiones cotidianas y por último terminamos la decoración con algún elemento más, yo finalmente me decidí por la puntilla blanca, la cual pegué con silicona caliente. Para ver el cambio os pongo la fotografía de la cafetera antes de alterarla.

 

cafetera vintage manualidades

 

Estuve pensando en ponerle algún elemento decorativo más, por ejemplo unas flores blancas o rojas, o unos botones, pero al final he decidido dejarlo tal cual, a veces menos es más. ¿Estáis de acuerdo?, o pondríais algún detalle más.

 

Hasta pronto! Diana.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *