Inicio/Jardín/Huerto/Qué es un invernadero casero y para qué podemos usarlo

Qué es un invernadero casero y para qué podemos usarlo

Cuando tenemos un huerto urbano, ya sea en una terraza, en macetas o en un pequeño terreno, una de las cosas que más nos preocupa y que nos gusta a los pequeños horticultores es poder tener plantas durante todo el año. El uso de los invernaderos caseros poco a poco está más estendido, pudiendo encontrar en el mercado distintos formatos y tamaños.

En este artículo vamos a ver desde qué son los invernaderos, cómo funcionan y nos ayudan, y qué tipos de productos podemos encontrarnos al visitar una web especializada en herramientas para huerto para poder tener nuestro propio invernadero.

invernadero-huerto-urbano

¿Qué es un invernadero?

Cuando hablamos de invernaderos, lugares que podrían definirse como estufas frías, lo más probable es que nos vengan a la cabeza los invernaderos del sur del país, los que desde el cielo se ven como autenticos mares de plástico. Y es que en ciertas zonas y sobre todo según el cultivo y que a día de hoy consumimos productos durante todo el año, los invernaderos están muy asentados en la geografía.

Son lugares cerrados, que se accede de pie y están destinados para cultivar plantas de todo tipo, tanto decorativas como hortícolas. Lo que conseguimos con un invernadero es proteger a dichas plantas de los excesos de temperatura, como el frío. Y gracias al vidrio o plástico del que están hechos, podemos controlar la temperatura y la humedad, para así favorecer el desarrollo de la plantas.

¿Cómo funciona un invernadero?

El funcionamiento de un invernadero es sencillo, el vidrio o el plástico traslúcido calienta el ambiente gracias al efecto que se produce por la radiación solar al atravesar dichos materiales. De esta forma lo que hay dentro del invernadero es calentado y a su vez producen una radiación infrarroja la cual no puede atravesar de vuelta los plásticos y al quedar atrapada dentro del invernadero produce el calentamiento.

Ventajas de usar un invernadero casero

  • Avanzar los cultivos: Podemos utilizar un invernadero casero para adelantar el cultivo de ciertas especies, así cuando hayan pasado las heladas ya podemos sacarlas del invernadero y tener dicho cultivo con bastante desarrollo.
  • Probar cultivos tropicales: Por el clima mediterraneo ciertos cultivos no se pueden dar de forma natural, al aire libre. Es por eso que un invernadero puede ser buena idea para probar especies de otras regiones.
  • Cultivar en zonas frías: Hay ciudades que hasta en temporadas cálidas las noches pueden ser frías. Un invernadero nos va a ayudar a poder resguardar del frío nocturno hasta los cultivos más resistentes al frío.
  • Hacer de barrera a plagas: Gracias a un invernadero podemos hacer de barrera física entre plantas que hayan sido atacadas por alguna plaga entre las que están sanas.
  • Proteger plantas jovenes: Empezar con semillas es ideal ya que nos da un plus de variaciones, nos ahorra dinero, etc. Con el semillero vamos a poder cultivar mejor con semilla y a la vez nos va a ayudar a proteger el crecimiento desde la semilla hasta que sea una planta adulta.

Qué parámetros hay que controlar en un invernadero casero

Como hemos visto un invernadero lo que nos permite es mantener un clima constante y bueno para nuestras plantas y hortalizas. Pero debemos de cuidar y controlar otros aspectos que afectan directamente en el desarrollo de las plantas.

Estos son:

  • La luz: Debemos tener nuestro invernadero siempre en una zona luminosa, que la luz del sol le pueda incidir para hacer justo eso, el efecto invernadero. No quiere decir que tengamos que tenerlo al sol continumanete, sino que tiene que tene luz natural.
  • La temperatura: Es uno de los aspectos más importantes. No solo debemos conseguir mantener un rango constante de temperatura del aire, que puede estar entre los 15-30º máximo. Sino que la temperatura del sustrato es muy importante, teniendo que estar entre 18-25º para poder tener una germinación idónea. Para regularlo se suele utilizar aberturas en el invernadero para realizar ventilación
  • La ventilación: al hilo del punto anterior, la ventilación es muy importante sea cual sea la temperatura que haga ya que nos va a evitar plagas y sobrecalentamiento. Hay que tener un sistema ya sea manual o eléctrico que haga expulsar el aire caliente y que circule aire renovado dentro.
  • La humedad: Entre el 45-60 % de humedad es lo que las plantas por lo general prefieren. Para poder controlarlo vamos a tener que hacer uso de sensores, ya que humedad alta nos va a traer plagas y humedades bajas sequedad.

Tipos de invernaderos para huertos urbanos

Ahora que ya tenemos claro qué es un invernadero y cómo nos puede ayudar con nuestro cultivo de huerto urbano, vamos a ver qué posibilidades tenemos a la hora de construir o comprar un invernadero.

Usar una botella para casos pequeños

El caso más sencillo y rápido. Ideal para el inicio de la germinación de las semillas. Basta con tener una botella de plástico de agua de las grandes, la cortamos por la mitad y la ponemos encima de la maceta. Quitamos el tapón para que transpire mejor.

Invernadero de terraza

En muchas tiendas vas a poder encontrar invernaderos de plástico de pequeño tamaño, perfectos para las terrazas y para distintos tamaños de macetas ya que por lo general son modulares, es decir se pueden mover las baldas y construir el invernadero que necesites según tu planificación de huerto.

Mini invernadero

La versión pequeña, suelen estar formados por una bandeja y un plástico o cristal de tapa. Ideal para semillero o pequeños plantones.

Invernaderos de acordeón

Como su nombre indica, es un plástico en forma de acordeón que se pliega y despliega de forma fácil. Son muy recomendados en las mesas de cultivo.

Invernadero de jardín

Pongámonos que vivimos en un chalet o casa con pequeño jardín. Aquí si el espacio nos lo llega a permitir sería ideal tener un invernadero en el que podamos entrar de pie. Nos daría mucho juego a poder cultivar, hacer semilleros y mucho más ! Lo podemos comprar hecho pero también construirlo nosotros mismos, ya sabes a darle al DIY con unos palets, unas ventanas viejas, tubos de pvc. Hay muchos materiales que pueden ser utilizados.

Construir un invernadero grande

Este caso está destinado a los que pueden permitirse un invernadero ya tamaño grande porque tienen un terreno amplio. En este caso se va a necesitar la ayuda de empresas dedicadas a la construcción de invernaderos, un buen sitio para encontrar una es en el directorio de fabricantes de maquinaria agrícola del gobierno.

Como ves el mundo del invernadero es muy amplio y da para mucho juego en nuestro huerto, ya sea totalmente urbano o como si tenemos el huerto en un jardín. ¿y tú, tienes algún tipo de invernadero? ¿qué es lo que más te atrae de tener uno?


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *