Inicio / Psicología / Una pizca de psicología: La emoción hostilidad (parte 1)

Una pizca de psicología: La emoción hostilidad (parte 1)

Ahora que ya hemos visto las emociones primarias: la sorpresa, el asco, el miedo, la alegría y la ira; empezamos con las secundarias, entre las que se encuentra la hostilidad y otras emociones como el orgullo o los celos.

Las emociones secundarias, también denominadas sociales, morales o autoconscientes tienen un origen evolutivo mas reciente que las primarias y también aparecen más tarde en el desarrollo del individuo. Pueden estar asociadas a un gran rango de estímulos, no tienen un patrón de afrontamiento especifico y comparten patrones de reactividad con otras emociones.



psicologia la emocion hostilidad

Por lo general están al servicio de motivaciones complejas, se activan mucho más lentamente y no tienen una expresión facial tan reconocible como las emociones primarias ni otras conductas no verbales.

La hostilidad es una actitud emocional cognitiva e implica la evaluación negativa y aversiva de otros. En cierto modo está relacionada con la agresividad y la ira, es difícil separar los tres constructos pues es una mezcla de ira y disgusto asociada con indignación.

Muchos autores han intentado definir y explicar la hostilidad, voy a poneros a tres importantes pensadores y su punto de vista.

  • Para Saul es una fuerza motivante. Ya sea un impulso consciente o inconsciente, una tendencia, un intento o una reacción, va dirigido a injuriar o destrozar algún objeto, normalmente estando acompañada por un sentimiento de ira.
  • Berkowitz la describe como una actitud negativa hacia una o más personas que es reflejada en un juicio decididamente desfavorable del blanco.
  • Y Spielberger la consideran un estado emocional que consta de sensaciones que varían en intensidad, desde una ligera irritación hasta la furia o rabia. A pesar de que la hostilidad normalmente implica ira, tiene la connotación de un grupo complejo de actitudes que motivan conductas agresivas dirigidas a destrozar objetos o injuriar personas. Mientras ira y hostilidad se refieren a sensaciones y actitudes, la agresión implica destrucción dirigidas a otras personas u objetos.

La hostilidad es un sistema de procesamiento de informaciones aversivas sobre otros que permite movilizar anticipadamente acciones preventivas, es un complejo conjunto de creencias y actitudes que motivan conductas agresivas y a menudos vengativas. Smith define la hostilidad como un sesgo cognitivo que indica una devaluación del valor y de los motivos de los otros, una expectación de que los otros están equivocados, una perspectiva de estar en oposición hacia los otros, y un deseo de infligir daño o ver a los otros como dañinos.

Antes de caer todos derrumbados con tanta hostilidad me despido hasta la próxima semana. Sólo voy a comentar que aunque implica una creencia negativa acerca de otras personas, lo más frecuente es que se exprese de forma sutil y no se violen las normas sociales, aunque por otro lado es una actitud mantenida y duradera, lo que la hace también más difícil de desaparecer.

Hasta pronto! Diana

Foto: ☆Mi☺Λmor☆

Guardar

Sobre Diana

Puede que te interese

el significado de los sueños

Una pizca de psicología: El significado de los sueños

El tema que vamos a tratar en esta ocasión, los sueños, es tan fascinante como …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *